La hernia de disco y yo, amigas para siempre.

Tengo una hernia de disco lumbar L5-S1 y puedo saltar y correr… Y te cuento esto porque tengo una invitación muy especial para hacerte…(si estas en Buenos Aires)

Esto, de la hernia discal, no me pasa solo a mi, dicen las estadisticas que el 80% de la poblacion tiene alguna hernia de disco, pero yo solo puedo contarte mi historia y mi proceso para que puedas comprender porque invitarte a este evento es tan especial para mi.

En 2016 ibamos a viajar en familia, en Julio de ese año, un dia, al levantarme de la cama, «me quedé dura». Supuse que era una bruta contractura y como pude, tomandome mi tiempo y diciendo varios «ay!», me levanté. Pasar de estar acostada a sentada y de sentada a parada me costó minutos y lagrimas. Era demasiado para una contractura, pero igual yo queria creer.

Mandé a comprar azufre… átomo desinflamante, me puse calor… hice pequeños y suaves estiramientos, por momentos, aflojaba… pero al rato volvía con total intensidad. Ese dia, tenia que dar una clase grupal… tarde mucho en llegar caminando a la clase, y la di señalando con el dedo y dando indicaciones verbales… parecia que estaba enyesada, no me podia mover, respirar dolia y reirme me hacia ver las estrellas.

Paso una semana donde la sensación era muy variada, hasta que fui a la guardia. En ese momento, yo estudiaba osteopatia estructural, sabia leer lo esencial de una radiografía y tambien entendía el informe…¿Cómo te explico la sensación de que se te cae el mundo cuando vi que decia «bla, bla, bla» y miré la radiografia, vi que habia poquito espacio entre las vertebras y me mandaron una resonancia?

Me senté en un escalon de un local en la calle, sintiendome maravillosa por entender el lenguaje técnico y a la vez con una enorme desazón, porque sabia lo que pasaba, lo que sentia, lo entendía y conocía el proceso.

Salir de la cama y llegar al baño en la mañana me tomaba unos 15 minutos y muchos, pero muchos insultos. Si, cuando nos duele odiamos al mundo entero, nada cobra tanta preponderancia como el deseo de movernos libremente. Yo sentia que de repente, de un dia para otro habia pasado de tener treinta y tantos a noventa y tantos mal llevados!… asi, sin escalas. Girar en la cama era una hazaña, dormir era una aventura, repleta de almohadones por todas partes para que el peso de mi cuepro y la gravedad más las horas de inmovilidad de la noche, no hicieran estragos en mis lumbares…

Continue mi practica de yoga, el dolor iba y venia, mientras intentaba de la manera mas natural posible, eliminar el dolor y esperaba las eternas horas entre estudios, respuestas, medicos, etc. Pasaron unos meses; tres al menos, donde sgui dando clases «a dedo» moviendome muy poco, solo en las posturas que me hacian bien. Hubo noches en que cenaba acostada boca abajo porque no podia sentarme ni dos minutos que el dolor aumentaba de manera exponencial, e incluso viajaba en colectivo parada y en puntas de pie… porque si apoyaba los talones cada bache, cada pozo, cada piedrita, repercutía en mis lumbares y veia las estrellas. La bicicleta (Como me movia cotidianamente de domicilio a domicilio para mis clases) habia dejado de ser una opcion.

Uno de los motivos por los que estudiaba osteopatia estrucutral fué porque llegaban a yoga cada vez mas personas con lesiones y yo queria tener respuestas para ellas… Al final yo misma pues, con ayuda de mis docentes, investigando y estudiando, terminé trabajando sobre mi, todo aquello que luego terminé volcando en mis clases. Fui mi propio ratón de laboratorio.

La practica de yoga que fué modificada y muchos ejercicios mas fueron agregados, la respiración y las extensiones (en mi caso) fueron fundamentales. Todo eso, durante los 5 meses que trasncurrieron hasta ver al neurocirujano que… me indico que era correctisimo lo que hacia y lo siguiera haciendo y agrego tres medicamentos que ayudaran a mi cuerpo a desinflamar del todo y a indicarle a mi sistema nervioso que ya no habia motivo de dolor porque no habia inflamación real.

Al cabo de dos meses, ya no tenia dolor, pero mi cuerpo no era el mismo, estaba mas tieso, acortado y el miedo de hacer un movimiento equivocado y generar dolor nuevamente hacian que no moviera ciertas zonas de mi cuerpo de manera completamente inconsciente.

El tiempo y el trabajo fisico y psico emocional (las lesiones vienen para que modifiquemos no solo algo en nuestra vida, sino una manera de pensar y accionar) hicieron su trabajo y en 2017 viajamos en familia… pero ademas… y aqui viene la invitación, en 2018 estrené en un festival internacional en Colombia un unipersonal por el que luego en 2019, en un festival en España, recibí el premio a la mejor actriz… y que tiene que ver esto? que no solo volvi a usar mi bici, a practicar «normalmente», sino que además volvi al escenario en una obra donde durante una hora no solo hablo, sino que salto, corro, doy vueltas carnero e interpreto dos personajes con dos formas corporales completamente diferentes: «La señora Macbeth».

Este año… luego de 3 años sin actuar debido a la pandemia, vuelvo con dos únicas funciones de este espectáculo, y me gustaría celebrarlo contigo… Porque cuando algo duele, extrañamos aquello que no podemos hacer debido al dolor y por eso para mi, esta obra es la maxima expresión, no solo para mi como actriz, sino tambien como docente de movimiento consciente, instructora de yoga, facilitadora en kinefilaxia y mentora en crecimiento personal y todo lo que ya sabes que hago…

Todo ese movimiento que hago en el espectáculo es prueba fehaciente de que el trabajo y la investigación realizados, da sus frutos y se puede mejorar… Y yo quiero celebrarlo contigo

Nos vemos en el teatro?

Voy a estar el viernes 6 y el sabado 7 a las 20hs en el teatro EL OJO.

Las entradas podes adquirirlas por este medio, alli mismo verás la dirección exacta del teatro y todos los datos necesarios: http://panel.alternativateatral.com/obra61124-la-senora-macbeth

y si queres ver cositas de la obra, te invito a seguir en instagram a @companiafaro mi compañia de teatro independiente!

Gracias por leerme, hoy, en este mundo hiper apurado y ansioso porque todo dure soo 30 segundos! Es un placer y un honor contar con tu tiempo. Abrazo enorme!

×